¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)?

Los 17 objetivos y 169 metas impulsados por las Naciones Unidas para hacer del mundo un lugar mejor en 2030 implica a los gobiernos, los ciudadanos y las empresas. Te contamos en detalle en qué consisten los ODS y cómo tu compañía puede contribuir a alcanzarlos.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son una de las principales referencias de las empresas a la hora de crear un Plan de Sostenibilidad. Pero, ¿sabes en qué consisten? Son una hoja de ruta que define un marco sobre el que construir un mundo más sostenible y tienen ya cinco años de vida.

El 25 de septiembre de 2015, los 193 países que forman parte de Naciones Unidas aprobaron la resolución Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (conocida popularmente como Agenda 2030). Se trata de un plan de acción encaminado, a grandes rasgos, a reducir la pobreza, cuidar del planeta e impulsar la paz universal.

El documento incluye 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que los países y todos los actores sociales deben ayudar a cumplir en 2030. Los ODS se relacionan con conceptos como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible, la paz y la justicia:ods onu

El principio: los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Los ODS nacieron como una continuación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que Naciones Unidas lanzó en el año 2000. Estos ODM eran 8 objetivos y 28 metas centrados en acabar con la pobreza para el año 2015 e implicaba a los países en vías de desarrollo.

La Agenda 2030 es un plan de acción encaminado, a grandes rasgos, a reducir la pobreza, cuidar del planeta e impulsar la paz universal.

Cuando llegó la fecha, el organismo internacional decidió dar un nuevo impulso a la iniciativa y ampliar estos objetivos incluyendo los nuevos desafíos a los que se enfrenta el planeta, como la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Además, la agenda debía ser cumplida por todos los países, también por los ricos.

En 2019, Naciones Unidas alertó de que el cumplimiento de los objetivos no iba a la suficiente velocidad como para alcanzar el horizonte propuesto del año 2030. Por eso, ha impulsado una década de acción (2020-2030) para acelerar el cumplimiento de los ODS. En ese sentido, ha llamado a una mayor implicación no solo de los gobiernos, sino también de la sociedad civil y el sector privado.

Las empresas y los ODS

En los últimos años, la mayoría de las empresas ha empezado a asumir los ODS como un estándar para diseñar y monitorizar sus políticas de sostenibilidad. Además de contribuir a crear un mundo más sostenible, el cumplimiento de los ODS les permite mantener una buena reputación como marca y unas buenas relaciones con sus Grupos de interés. Los ODS son un buen termómetro para saber si las acciones que realiza una empresa tienen un impacto positivo en la sociedad.

Muchas compañías se han tomado los ODS muy en serio y los han incluido en su estrategia de negocio: el 85% de las empresas españolas asegura estar trabajando en ellos.

Además, los ODS ayudan a las compañías a crear servicios y productos más acordes con las necesidades que tiene ahora la sociedad y, también, las convierte en más resistentes a las dificultades que puedan llegar en el futuro.

Muchas compañías se han tomado los ODS muy en serio y los han incluido en su estrategia de negocio. Según el informe Contribución de las empresas españolas a la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030: una consulta integral, editado por la Red Española del Pacto Mundial en colaboración con la Secretaría de Estado para la Agenda 2030, el 85% de las empresas españolas asegura estar trabajando en los ODS.

Contar con una herramienta de gestión de datos como Sygris es muy útil para conocer de qué manera cumple una empresa con los ODS. Compañías como CaixaBank han confiado en Sygris para monitorizar, de forma rápida y sencilla, a través de un cuadro de mando, cómo las acciones de su plan estratégico se vinculan con los 17 ODS. Más información.

Share on linkedin