Voluntariado corporativo: cómo impulsarlo en tu empresa

El voluntariado corporativo es aquel que desempeñan los empleados para contribuir a diversas causas, sociales o ambientales, y que está apoyado por la compañía. Las ventajas para la empresa son muchas, pero, ¿sabes cómo ponerlo en marcha? Te lo contamos.

El voluntariado corporativo es un activo al alza. Cada vez son más las compañías que ofrecen programas que permiten a sus plantillas implicarse en iniciativas que tienen un impacto positivo en la sociedad y el entorno. ¿Por ejemplo? Acciones relacionadas con la economía circular, encaminadas a favorecer las condiciones de colectivos en riesgo de exclusión social, la conservación del patrimonio o el cuidado del medio ambiente.

Según el informe Radiografía del Voluntariado Corporativo en España, elaborado por la organización Voluntare con el apoyo de la Asociación de Voluntarios «la Caixa», en seis de cada diez empresas, el 10% de la plantilla participa en programas de voluntariado. Y el 83% de las compañías espera que estas iniciativas crezcan en los próximos cinco años.

El 83% de las compañías espera que las iniciativas de voluntariado corporativo crezcan en los próximos cinco años, según el informe ‘Radiografía del Voluntariado Corporativo en España.

El voluntariado corporativo ofrece muchas ventajas a las organizaciones. ¿Por ejemplo? Genera empleados más motivados y comprometidos con la empresa, favorece la comunicación interna, difumina las barreras entre departamentos, creando relaciones más igualitarias; y ayuda a crear una imagen de empresa responsable y con empatía hacia el entorno.

¿Has pensado en crear un programa de voluntariado corporativo en tu empresa? Estos son los pasos que debes seguir.

Plan de voluntariado corporativo, paso a paso

1. Establece los objetivos

¿Qué quiere conseguir tu empresa a través del programa de voluntariado corporativo? Es muy importante definir los objetivos de la iniciativa, pero, además, esta debe ser coherente con los valores de la compañía. Y, por supuesto, no debe ser ajena a la estrategia empresarial. La tendencia es que, en la próxima década, el voluntariado corporativo cada vez esté más alineado con los objetivos de negocio de las empresas.

También es importante, en esta fase, establecer unos KPIs para poder cuantificar de manera correcta el resultado del programa de voluntariado corporativo

2. Busca organizaciones afines

Es importante poner en marcha proyectos de voluntariado junto con entidades que tengan un interés común con nuestra empresa. Una vez seleccionadas, es imprescindible formalizar un acuerdo de colaboración entre la compañía y la organización. En él deben plasmarse todos los pormenores del proyecto: objetivo y alcance temporal y territorial; de qué manera participarán los empleados; seguros, vestuario, quién se encargará de la coordinación del proyecto; responsabilidades y compromisos de cada una de las partes; política de protección de datos, etc. Es esencial que este acuerdo cumpla con la Ley 45/2015, de 14 de octubre, de Voluntariado.

3. Crea una comunidad de empleados

Seguro que hay un montón de miembros de la plantilla dispuestos a formar parte del programa de voluntariado corporativo, pero a otros hay que ponérselo fácil. Por eso, el programa tendrá más éxito si creas una comunidad virtual que cuente con herramientas de comunicación, gestión y reporte para organizar a los voluntarios, supervisada por la dirección de la compañía.

Un ejemplo de esto es Voluntarios Fundación MAPFRE. A través de una plataforma virtual desarrollada por Sygris, los empleados de la compañía en todo el mundo pueden conocer con qué iniciativas colabora la empresa y apuntarse como voluntarios. En 2020, el año marcado por la pandemia, MAPFRE llevó a cabo 978 acciones que han implicado a más de 5.000 voluntarios.

Sygris desarrolló la plataforma virtual que gestiona la comunidad de Voluntarios Fundación MAPFRE. En 2020, el año marcado por la pandemia, la compañía llevó a cabo 978 acciones que implicaron a más de 5.000 empleados.

4. Gestiona las herramientas necesarias

¿Qué hace falta, sobre el terreno, para que los voluntarios puedan realizar su labor? Desde el punto de vista logístico, debes poner a su disposición las herramientas que necesitarán durante las jornadas de voluntariado. ¿Por ejemplo? Definir quién se encargará de formar y acompañar a los voluntarios, preparar los viajes, gestionar expectativas, etc.

5. Evalúa y comunica

Durante la ejecución del proyecto se debe realizar una recogida de datos conforme a los KPIs que habías establecido al comienzo. De esa manera, podrás cuantificar de forma correcta si has alcanzado los objetivos que te proponías. Además, la empresa debe elaborar un plan de comunicación para dar a conocer el proyecto a la sociedad.

Sygris te ayuda a medir el impacto que tienen las acciones de voluntariado corporativo en tu empresa. Más información.

Share on linkedin