Low Code: el lenguaje de programación que revoluciona la transformación digital de las empresas

Las plataformas Low Code ayudan a las empresas a gestionar, de forma sencilla, rápida y eficaz, un mundo enloquecido por el inmenso volumen de datos que se genera cada día. Te explicamos por qué este lenguaje de programación es esencial para la transformación digital de las compañías.

En un solo minuto del año 2020 se enviaron 41,6 millones de mensajes de WhatsApp, más de 200.000 personas mantuvieron una conversación vía Zoom y se crearon casi 350.000 stories de Instagram en todo el mundo. Cada una de esas acciones deja un rastro en internet en forma de datos. ¿Serías capaz de imaginar el volumen de información del que estamos hablando? Quizá lo entiendas mejor con una imagen: los datos digitales que genera una persona en un solo día ocupan el espacio de 86.400 ejemplares de El Quijote.

Si esto es lo que crea un solo individuo, ¿cuál es el volumen de datos que genera una empresa en 24 horas? Y la gran pregunta: ¿cómo se puede sacar provecho de esa inmensa maraña de datos? La cuestión es importante porque los datos son hoy algo tan valioso que muchos analistas se refieren a ellos como el «nuevo petróleo».

Los datos digitales que genera una persona en un solo día ocupan el espacio de 86.400 ejemplares de ‘El Quijote’.

En un planeta donde la tecnología cambia de forma vertiginosa y los clientes exigen soluciones punteras para sus desafíos, las empresas se ven obligadas a acelerar su proceso de transformación digital. Hay poco tiempo para las soluciones complejas. Además, cada vez más departamentos dentro de las compañías precisan gestionar su porción del pastel de los datos. Las empresas necesitan simplicidad, potencia y resultados.

Bienvenido, Low Code

Con este panorama, no es raro que las compañías reciban a las plataformas Low Code con los brazos abiertos. Esta tecnología permite generar aplicaciones para gestionar terabytes de datos casi sin generar código y reduciendo al mínimo la intervención de desarrolladores.

Las ventajas saltan a la vista: el Low Code permite poner en marcha sistemas de gestión de la información muy flexibles sin necesidad de embarcarse en complicados y costosos procesos de programación y desarrollo. Para que te hagas una idea, desarrollar una aplicación corporativa compleja desde cero puede llevar años de trabajo. Con la tecnología Low Code, las soluciones pueden estar listas en tan solo semanas o, incluso, días.

En Sygris, hemos conseguido reducir en más de un 90% los tiempos y costes de desarrollo de soluciones a medida tradicionales y de competidores. La eficiencia de gestión por parte de nuestros clientes tiene mejoras de un 200%. Sus soluciones ya las emplea el 37% de las empresas del IBEX 35.

En Sygris, hemos conseguido reducir en más de un 90% los tiempos y costes de desarrollo de soluciones a medida tradicionales y de competidores.

¿Más ventajas de las plataformas Low Code? La democratización de las tareas. Hasta ahora, la mayoría de las soluciones tecnológicas tenían que pasar por el departamento de TI, pero, ¿qué ocurre cuando las ideas vienen de otras áreas del negocio? La consultora de análisis Gartner calcula que el 41% de los empleados de las compañías que no pertenecen al departamento de TI construye soluciones tecnológicas. El Low Code permite desarrollar estas aplicaciones de forma sencilla. ¿El resultado? La compañía puede crear equipos integrados entre TI y negocio. Así, pone el foco solo en las necesidades del cliente y no en la parte técnica.

De la sostenibilidad a la brecha salarial

Si algo caracteriza al Low Code es la flexibilidad. Las empresas pueden emplear las soluciones basadas en esta tecnología para gestionar datos y desarrollar soluciones de todo tipo. ¿Por ejemplo? Crear reportes financieros para tomar decisiones, medir la sostenibilidad de los procesos y alinearlos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), monitorizar el impacto que las actividades de voluntariado de la compañía tienen sobre los empleados o comprobar el resultado de las acciones que ha puesto en marcha para reducir la brecha salarial entre empleados y empleadas. Las posibilidades son enormes.

Gartner pronostica que en 2021 el mercado mundial de esta tecnología crecerá un 23%, hasta alcanzar los 11.300 millones de dólares.

¿Un ejemplo concreto? El sistema de transportes de Ámsterdam ha puesto en marcha una aplicación basada en el Low Code que permite a los usuarios saber si el tren que están esperando está muy lleno, algo muy útil en época de pandemia. En este caso, la experiencia de usuario sube muchos enteros.

Gracias a todas estas ventajas, el futuro del Low Code pinta prometedor. Gartner pronostica que en 2021 el mercado mundial de esta tecnología crecerá un 23%, hasta alcanzar los 11.300 millones de dólares. «En todo el mundo, la mayoría de las grandes organizaciones habrán adoptado múltiples herramientas de Low Code de alguna forma a finales de 2021», señala Fabrizio Biscotti, vicepresidente de análisis de Gartner.

La consultora también asegura que, en 2024, el 65% del desarrollo de aplicaciones que se realice en las empresas se basará en esta tecnología. El futuro será Low Code… o no será.

En Sygris contamos con soluciones Low Code a medida para gestionar la Sostenibilidad de tu empresa. Más información.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin